Blog col·laboratiu

Aquest blog aplega alguns dels escrits fets pels participants en els tallers d'escriptura de la Raquel Picolo.
Si has participat alguna vegada en algun dels seus tallers i et ve de gust de penjar algun escrit, posa't en contacte amb nosaltres i et donarem d'alta.

dimarts, 9 de maig de 2017

La 2



La 2

El autobús hasta este pueblo, era uno de los 3 que cada semana, trasladaban a la mayoría de vecinos de los pueblos que necesitaban algunos  productos o visitar a sus amigos y de paso pasear un poco, distraerse.
Mi mochila era de un tamaño mediano, estaba llena, pero por alguna magnifica razón no pesaba, lo que me permitía caminar tranquilamente y sin prisas por llegar a destino y sobre todo porque, quería disfrutar mis pasos por las pequeñas calles.
Al llegar al pequeño hotel, estaba próximo el atardecer y pensé en registrarme y posteriormente salir a disfrutar de este nuevo atardecer en nuevos cielos.
La chica que me atiende, me explica que es un horario muy movido, pues con la llegada del autobús, es casi el único momento del dia que tiene movimiento, con excepción del desayuno, y que sólo unos segundo antes ha terminado de atender a la joven pareja de norteamericanos.
Me sonríe, y comenta lo guapos que son ambos. Siempre  he sido muy dada a construir mini teorías sobre las personas y sobre todo observarlas por horas e imaginar historias. Esta vez no fue la excepción, eche una mirada rápida al hotel y me dí cuenta que tenía solo 3 plantas, y sus espacios no eran muy amplios, por lo que deduje que no serían muchas las habitaciones. Cuando estaba terminando mi circular mirada, la chica, me dice. –es un hotel pequeño, sólo tiene 7 habitaciones-.
 Levanta la mirada del ordenador y dice – ¿Está bien la 3?- refiriéndose  a la habitación. Si, Bien –respondo.- Al lado de los norteamericanos, pues las otras están ocupadas y otras reservadas.- dice ella-.
Al caminar por el pasillo busco la puerta y me doy cuenta del número 3, y comienzo a imaginar en cuál de las otras habitaciones estarían la pareja, ¿en la 2 o en la 4?.
Al entrar dejo la mochila apoyada a la cama, me acerco a la ventana, y escucho unos lejanos y sensuales murmullos en inglés. Eran ellos, estaban en la 2, me siento en la cama y mi mente comienza a viajar.

Angélica Carvajal

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada