Blog col·laboratiu

Aquest blog aplega alguns dels escrits fets pels participants en els tallers d'escriptura de la Raquel Picolo.
Si has participat alguna vegada en algun dels seus tallers i et ve de gust de penjar algun escrit, posa't en contacte amb nosaltres i et donarem d'alta.

dimarts, 9 de maig de 2017

Vuelos vitales



VUELOS VITALES


La cena había sido fantástica. La honraba haber contado con la presencia de todos los que habían aprobado su plan de expansión a nivel mundial. Había logrado su gran meta: ser nombrada Directora general de la corporación. 

Abrió su portátil para incluir en su presentación aquel sutil concepto diferenciador que habían comentado al pasar durante la cena. ¡Estaba tan acostumbrada a estar atenta! Mientras bajaba de sus tacones envió un par de mensajes a su familia. La noche pasó a ser suya. 

Se recostó sobre aquella cama bien propia de hotel de lujo, arropada por los innumerables almohadones blancos de diferentes texturas.  Le había costado media vida llegar a ese momento de su carrera. ¡Tantas cosas quedaron de lado en el camino! Había dejado parte de su piel. Muchos momentos familiares no recuperables se habían esfumado en su ausencia. Pasó por tantos hoteles en solitario, cenas políticamente correctas, conversaciones fuertes, negociaciones duras, disputas estratégicas y pulseadas a veces dolorosas. Sonreía contenta consigo misma. Lo había hecho muy bien.

Llamó a la recepción y pidió que la despertaran a las 6. Apagó la luz y se quedó dormida sobre las nubes imaginarias de aquella habitación de hotel amigable y a la vez desconocida. 

Sus sueños la recibían flotando sobre el cansancio de una batalla personal vital que quedaba atrás. Mientras se liberaba, unas alas transparentes y sutiles, le permitían sobrevolar aquellos momentos a los que no pudo dedicar la presencia o calidad que hubiera deseado. Las leyes propias de un mundo cuántico y sobrenatural aceleraban y frenaban el tiempo. Le permitían recorrer su pasado estando dentro y fuera de cada situación: con cada uno de sus seres queridos, en cada espacio donde hubiera querido detenerse y ante cada sensación que no pudo saborear. 

De pronto la llamada del recepcionista la despertó de su fantasía. Se levantó, duchó con sumo cuidado cada rincón de su cuerpo, y en especial aquellas alas transparentes. La noche le había regalado una nueva manera de enfocar su vida. Dejó abandonados sus tacones, su ropa de negocios, su maleta y bajó a pagar la cuenta. Ante la sorpresa del recepcionista, salió a la calle y remontó su nuevo vuelo vital.

Alejandra Campos


8 de Marzo de 2017

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada